El Poder

Aplican a Borges el guión de la Fiscal: Destitución, orden de captura y allanamiento

¡Comparte!

El nombre de Julio Borges, expresidente de la Asamblea Nacional y máximo líder de uno de los principales partidos políticos de oposición, hoy vuelve a estar en el ojo del huracán luego que surgiera como uno de los presuntos implicados en el intento de magnicidio contra el presidente de la República, Nicolás Maduro.

Al otrora precandidato presidencial (2006) hoy le aplican el mismo guión que a la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz: Destitución del cargo, orden de captura y allanamiento de morada.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), vía redes sociales, informó este miércoles la decisión de la sala plena de solicitar la captura inmediata del asambleísta, tras considerar que “existen elementos que comprometen su responsabilidad en la comisión flagrante de los delitos de: instigación pública continuada, traición a la patria y homicidio intencional calificado en grado de frustración en contra del ciudadano Nicolás Maduro Moros”.

Descartando el antejuicio de mérito, el máximo juzgado del país ordenó que el enjuiciamiento contra el parlamentario se ejecutase en tribunales ordinarios en materia penal.

Sin inmunidad parlamentaria

Con la mencionada sentencia del TSJ como preámbulo,Borges pasó a engrosar la lista de miembros del Poder Legislativo a quienes le han arrebatado, con diversos artilugios, su fuero parlamentario.
En esta oportunidad, fue una sesión extraordinaria de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC) la que sirvió de epicentro para allanar la inmunidad de Borges. La misma suerte corrió Juan Carlos Requesens, diputado detenido la noche del pasado martes 7 de agosto en su residencia  por efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).
Lea también – Allanamiento de inmunidad parlamentaria, más usurpación de la ANC
A Borges desde hace meses no se le ve por el Palacio Federal Legislativo y es que posterior a su participación en los intentos de diálogo entre gobierno y oposición, celebrados en República Dominicana, no retornó al país luego que se convirtiera en un secreto a voces la existencia de una orden de captura por el presunto delito de traición a la patria.
Dicha imputación surgió luego que el excabeza del Capitolio, durante su ejercicio y posterior momento a entregar el máxima curul de la AN, se dedicara a recorrer diversos países denunciando la crisis humanitaria que existe en Venezuela, al tiempo que exigía sanciones internacionales para los responsables de la adversa situación y violaciones de derechos humanos perpetradas contra los venezolanos.
Quien fungió como una de las más importantes voces del denominado G4 de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), a pesar de no haber reconocido su calidad de exiliado, ha dejado ver en reiteradas oportunidades que la persecución en su contra obedece por negarse a firmar acuerdo alguno con el gobierno en la nación caribeña.

Allanamiento de morada

A pesar de residir en Colombia desde comienzos de 2018, la casa donde residía en Caracas, quien hoy es señalado por el Gobierno como financista de la operación orquestada para presuntamente atentar contra Nicolás Maduro, fue allanada la noche de este jueves 9 de agosto.

Así lo denunció el propio legislador en su cuenta oficial de Twitter. Al respecto manifestó que se trata de una “cobardia de Maduro” que no lo amedrenta.

Borges, tras dejar claro que se trató de un allanamiento a su vivienda por parte de la policía política sin ninguna orden, testigo ni fiscal aseveró que el gobierno pretende sembrar evidencias para incriminarlo.

“En esa vivienda tengo más de 15 años con mi esposa y mis hijos. Lo que hay son mis libros, ropa y artículos familiares. Están taladrando paredes y puertas y rompiendo cosas dentro de mi casa (…) a un gobierno podrido lo único que le queda es hacer uso del miedo contra todos los venezolanos”, dijo en video difundido en su cuenta oficial de Twitter.

Riesgo de extradición

La intención del gobierno del presidente Maduro pareciera ser no descansar hasta verle el hueso al sucesor de Ramos Allup en la AN. El propio jefe de Estado, la noche del pasado martes 7 de agosto, precisó que consignarán ante los gobiernos de Estados Unidos y Colombia la solicitud de extradición de los presuntos involucrados en el intento de magnicidio registrado mientras se celebraba el 81 aniversario de la Guardia Nacional.

Atendiendo la orden dada por el Ejecutivo, el canciller de la República, Jorge Arreaza, sostuvo una reunión con el consejero de la embajada de Colombia en Venezuela, Augusto Blanco, a quien solicitó formalmente la extradición de un grupo de ciudadanos encabezados por Julio Borges.

Según el ministro de Relaciones Exteriores venezolano, el diplomático colombiano recibió toda la información, tomó nota de los requerimientos y está a la espera de la formalización de los trámites.

Aseguró que el representante del gobierno neogranadino en Venezuela se comprometió a cooperar con las instituciones de su país.

Fotos: Primero Justicia, @TSJ_Venezuela