Actualidad El Poder

Denuncian “ausencia de democracia” tras sentencia que condenó a sindicalista a prisión

¡Comparte!

 

Redacción La Tribuna

La condena a cinco años y 9 meses de prisión impuesta por el Tribunal Militar 5to de Control, con sede en Maturín, al sindicalista Rubén González mantiene movilizadas a las organizaciones sindicales, de derechos humanos y sociales, quienes condenan la decisión a la que consideran un ejemplo de “la ausencia de democracia en Venezuela”.

Así lo expresaron en un comunicado firmado por más de 100 organizaciones, quienes jueves protestaron a las afueras de la sede del Ministerio Público para exigir su liberación.

Criminalizar la protesta

En un comunicado las organizaciones denuncian que “se ha implantado una política de Estado para criminalizar la protesta y callar tanto la disidencia como la exigencia de derechos”.

“La condena contra el líder obrero González intenta silenciar el justo reclamo de las organizaciones sindicales por los derechos de los trabajadores, en crisis como consecuencia de la Emergencia Humanitaria Compleja y el retroceso de los salarios y las convenciones colectivas”.

Militares juzgan a civiles

El fallo ordena a González, secretario general del sindicato de Ferrominera Orinoco y coordinador de la Intersectorial de Trabajadores de Guayana, a cumplir una pena en la cárcel La Pica (considerada de alta peligrosidad), ubicada en el estado Monagas. Esto por su participación en una marcha de trabajadores ocurrida en noviembre de 2018 en Anaco, estado Anzoátegui.

Aunque se trate de un civil que, de acuerdo con la Constitución venezolana vigente, no debe ser procesado bajo la jurisdicción militar, el tribunal lo condenó por los delitos de “ultraje a la Fuerza Armada” y “ultraje al centinela”.

“La aplicación de la justicia militar contra civiles constituye una violación a los derechos humanos y refleja el proceso creciente de la militarización en las labores de vigilancia, hostigamiento y persecución a la disidencia política y luchadores sociales en Venezuela”.

De acuerdo con diversas ONGS, el sindicalista ha recibido tratos crueles e inhumanos, una práctica corroborada por el reciente informe del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, indica la organización Provea.

Antecedentes

González fue detenido el jueves 29 de noviembre de 2018 tras los hechos ocurridos el 12 de agosto de ese año cuando el líder sindical hablaba durante una asamblea de trabajadores.

En esa ocasión, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana intentaron detenerlo; no obstante, la protección de los trabajadores impidieron que fuera arrestado en aquel entonces. Posteriormente, la Fiscalía Militar 43, con competencia en el Estado Bolívar, presentó cargos por delitos militares contra el defensor de derechos laborales.

Sin embargo, esa no era la primera vez. Antes, entre 2009 y 2010,  González fue encarcelado por 14 meses, luego de liderar una huelga por las condiciones laborales de los trabajadores de Ferrominera del Orinoco, pero múltiples denuncias y movilizaciones a su favor hizo que lo declararan inocente tiempo después.

Contra los trabajadores

Por su parte, Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países, rechazó la condena a cinco años de prisión del líder sindical, Rubén González, y aseveró que reivindicarán su lucha.

Cifras que alarman

Al menos seis sindicalistas han sido procesados en la justicia militar por defender derechos entre 2012 y 2019, según datos de Provea. Esta situación se suma a la cifra de 528 presos políticos que actualmente existe en Venezuela, según la organización Foro Penal.

“Ambas situaciones evidencian la ausencia de estado de derecho, la vulneración recurrente de la Constitución y la repetición de violación de derechos humanos de manera sistemática (…) exigimos la liberación de Rubén González y otros sindicalistas procesados por justicia militar, así como al resto de los presos por razones políticas”, expresa el comunicado.

Foto: Crédito Bandera Roja