Actualidad El Poder

El 10 de enero: la nueva encrucijada de la oposición venezolana

¡Comparte!

 

Por Vanessa García

En los últimos cinco años, la oposición en Venezuela tuvo la costumbre de darle a las fechas un significado superior al que realmente terminaron teniendo. Esto ha generado grandes decepciones en la población que en varias ocasiones lo entregó todo y al final no obtuvo los resultados prometidos.

Ahora se acerca un nuevo momento. El 10 de enero se juramentará para un nuevo periodo presidencial Nicolás Maduro, quien fue anunciado en mayo de 2018 como ganador por el Consejo Nacional Electoral en unos comicios considerados fraudulentos tanto por la oposición venezolana como por diversos países de América Latina y el mundo.

 

El analista político Gabriel Reyes advirtió que el hecho de que el Gobierno pierda su legitimidad a partir del 10 de enero de 2019, no significa que es inexistente.

“¿Qué va a pasar después del 10 de enero de 2019? Lo único que tengo certeza es que va a venir el 11. Aquí no hay ningún  hito que automáticamente cambie nada. Aquí sencillamente se declara desde la perspectiva legal  y politológica una falta de legitimidad de origen y le corresponde a los demócratas de Venezuela y el mundo demostrar que es tal. Ya algunos países han mostrado su desinterés en reconocer a este Gobierno a partir del 10 de enero. Eso no quiere decir que el Gobierno no exista. Son dos cosas diferentes. El gobierno puede perder su legitimidad internacional y seguir siendo Gobierno por mucho tiempo… Nadie puede decretar que el 11 de enero hay un nuevo Gobierno porque el 10 se pierde la legitimidad”, señaló.

Fecha vs resultados

Para el director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello, Benigno Alarcón, el 10 de enero de 2019 es una fecha que solo puede traducirse en resultados según las acciones que se ejecuten.

“El 10 de enero no es más que una fecha. Una fecha importante, pero la fecha no tiene más significado que el que nosotros mismos le demos. La fecha por sí sola no produce resultados. Lo que produce resultados es lo que hagamos con lo que esa fecha significa. Esa fecha implica el inicio de un nuevo término presidencial. La pregunta es, si nosotros no aceptamos ese nuevo término presidencial como válido, entonces ¿qué vamos a hacer para manifestar justamente ese rechazo a ese inicio de ese término presidencial?”, cuestionó.

Desde el sector oficialista se ha defendido la legitimidad del nuevo periodo presidencial y además se ha convocado a una movilización para respaldar la juramentación de Nicolás Maduro para su segundo periodo.

“El 10 de enero yo he convocado y así lo digo y lo manifiesto, el 10 de enero tomamos Caracas. El 10 no, perdón, escuálidos (… ) No es el 10. Antes del 10 de enero nosotros tomamos Caracas”, aseveró en el mes de diciembre el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela y también presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello.

AN declaró inconstitucionalidad

El pasado 5 de enero durante la sesión de instalación del cuarto periodo anual de sesiones de la Asamblea Nacional, el nuevo presidente del parlamento, diputado Juan Guaidó, reiteró una decisión que ya se había tomado el 13 de noviembre de 2018 en plenaria: el acto de juramentación de Nicolás Maduro como Jefe de Estado es inconstitucional.

Lea también: Usurpación de la presidencia y otros escenarios que se avecinan tras el 10E

Guaidó advirtió que el 10 de enero se estará ante una usurpación del cargo, en vez de una vacante presidencial y propuso que la Asamblea Nacional asuma el papel de órgano de articulación para una transición en el país.

El diputado Alfonso Marquina, uno de los promotores de la declaración de inconstitucionalidad en noviembre, destacó como fundamental el exhorto a la comunidad internacional para que aumente la presión mientras se consigue una solución política que culmine en un cambio de Gobierno.

“El 10 de enero es la pretensión de Nicolás Maduro de seguir usurpando la posición de Presidente de la República. Digo seguir porque él hoy es un usurpador. El 10 de enero, desde el punto de vista Constitucional es una situación no prevista, es inédita… La Asamblea Nacional lo que debe hacer en este momento es lo que está haciendo, confirmar que la comunidad internacional en pleno desconozca esa pretensión de Nicolás Maduro, que ese mismo 10 se pronuncie la comunidad internacional desconociendo a Nicolás Maduro como presidente y por supuesto exigir que se siga reforzando o endureciendo las medidas de tipo diplomático”, aseveró.

El parlamentario indicó que el artículo 233 de la Carta Magna refiere tres supuestos inaplicables este 10 de enero: una falta absoluta en la primera mitad del periodo que obligue a convocar a elecciones en 30 días; la ausencia absoluta en la segunda mitad del período, por lo que quedaría a cargo el Vicepresidente; o un presidente electo, cuya falta absoluta se produce antes de la toma de posesión. Sin embargo, aseguró que esta última figura es inexistente en la actualidad porque las elecciones del 20 de mayo fueron desconocidas.

Sobre la pretensión de juramentar en el Tribunal Supremo de Justicia a Nicolás Maduro para un nuevo periodo presidencial, Marquina señaló que la nulidad del acto no varía por el lugar donde se realiza, debido a que la elección es inexistente.

“Ambas instituciones son nulas. Si bien es cierto que la Constituyente no solo es ilegítima de origen, sino de desempeño, el Tribunal Supremo de Justicia también es ilegítimo, donde hay una cantidad importante de magistrados que están ejerciendo a pesar de que su nombramiento violó flagrantemente la Constitución y los legítimos magistrados hoy están fuera del país, prácticamente en el exilio  porque por la vía de la fuerza se pretendió judicializar su designación… Ninguno de ellos le va a dar matices de legalidad. Es ilegítimo por donde lo veas”, indicó

Declaraciones y exigencias

En la reunión del pasado 4 de enero de 2019, los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, agrupados en el Grupo de Lima, reiteraron la ilegitimidad de los comicios presidenciales del pasado 20 de mayo de 2018 y, en consecuencia, no reconocen la legitimidad de un nuevo periodo.

“Instan a Nicolás Maduro a no asumir la presidencia el 10 de enero de 2019 y a que respete las atribuciones de la Asamblea Nacional y le transfiera, en forma provisional, el poder ejecutivo hasta que se realicen nuevas elecciones presidenciales democráticas”, señala el documento firmado y publicado.

La tesis de que la Asamblea Nacional asuma el poder de forma provisional también es defendida por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

La coordinadora de Vente Venezuela, María Corina Machado, se ha convertido en una de las voces más exigentes dentro de la oposición venezolana para que los diputados tomen el poder a partir del 10 de enero.

“El 10 de enero concluye un periodo presidencial y no hay presidente electo. Punto. Hay un vacío de poder que tiene la obligación de llenarlo la Asamblea Nacional designando un gobierno de transición encabezado por el presidente de la propia Asamblea Nacional ¿Qué esto tiene riesgos? Sin duda ¿Qué habrá una arremetida? Lo más posible, pero no hay otra opción que el desconocimiento total de la tiranía”, advirtió en un mensaje difundido el pasado mes de diciembre.

Protestas el 10E

Otros sectores contrarios al Gobierno Nacional agrupados en el Frente Amplio Venezuela Libre convocaron a los ciudadanos dentro y fuera del país a expresar su rechazo a la juramentación.

Lea también:Parlamento Europeo no reconocerá el nuevo Gobierno de Maduro

En el caso de la diáspora venezolana, se exhortó a acudir a las sedes diplomáticas en todo el mundo para manifestar su descontento. El llamado a lo interno fue el siguiente:

“Que el 10 de enero cada quien en su expresión, local y regional, exprese en ruedas de prensa, programas de radio, asambleas de ciudadanos, encuentros ciudadanos cívicos, pacíficos y democráticos como siempre ha caracterizado a la oposición venezolana su rechazo a la pretensión de secuestrar el poder Ejecutivo en Venezuela”, informó el exsecretario de la Asamblea Nacional y representante del Frente Amplio, Negal Morales.

Agregó que aunque esta fecha “no es el día D”, es el comienzo de una lucha que requiere de organización, unidad de los venezolanos.

Fotos: Twitter