Actualidad Historias de Vida

El Nacional, el sueño cumplido de muchos periodistas

¡Comparte!

 

Por Elaine Marrero

“Trabajar en El Nacional fue para mi un sueño cumplido”. Con esta frase describe Isayen Herrera, experiodista de El Nacional lo que fue su paso por el diario que durante 75 años ha sido referente de los medios impresos en Venezuela y que a partir de este viernes dejó de circular por falta de papel.

Solo funcionará en su versión digital debido al cerco que el gobierno de Nicolás Maduro le ha puesto por ser históricamente un ferviente defensor de la democracia.

“Yo desde que empecé a estudiar periodismo quería que algún día mi nombre estuviese en esas páginas, con esa tinta, plasmado en El Nacional. Por eso no lo podía creer cuando entré. Y cuando trabajé allí me sentí plena porque tenia libertad de proponer el tema que quisiera y mientras hubiese rigurosidad periodística eso iba a ser publicado”, contó Herrera a quien le tocó cubrir la fuente de salud cuando se inició la crisis humanitaria en Venezuela y permaneció 4 años laborando en el diario.

La joven reportera manifestó que nunca imaginó que el medio de comunicación dejaría de circular, pese a que siempre ha luchado contra todos los gobiernos antidemocráticos, y este no ha sido la excepción.

La administración de Nicolás Maduro ha ejercido una presión constante sobre la publicación al negarle, desde hace 5 años, las bovinas de papel.  Además altos dirigentes afectos al régimen han emprendido acciones legales en contra de la empresa.

“Nunca pensé que esto iba suceder. Sin embargo, pienso que esto no es definitivo. Los periodistas seguirán dando la batalla a través de la web pero el romanticismo que uno tiene con el papel ya no será y eso duele muchísimo. Y me aferro a la palabras de Miguel Henrique Otero cuando dijo que la rotativa se va a prender nuevamente para sacar esa portada que diga que Venezuela venció la dictadura”, sostuvo Herrera.

Lea también: AN acusa al Ejecutivo Nacional de comprar medios para lavado de dinero

La batalla sigue desde la web

Para Jhonny Villarroel, jefe de Información de la sección deportiva de El Nacional, y quien trabaja en la empresa periodística desde hace 38 años, lo que sucede actualmente motivó al gremio mantenerse en la lucha para seguir ejerciendo.

Señaló que los trabajadores están optimista porque han recibido mucha solidaridad y apoyo. Considera que esta transición del diario impreso a digital es un avance tecnológico.

“Cuando yo llegué a El Nacional se redactaba con máquinas de escribir, luego pasamos a las computadoras. Todas esas transformaciones tecnológicas del periodismo las he visto aquí, por lo que esta será una etapa más, donde aprenderemos más”.

Villarroel aseguró que el gerente de la empresa les informó que no habrá reducción de nómina con este cambio. Sin embargo, aclaró que por la misma situación del país, de la nómina de 14 reporteros que tenía hace 5 años cuando la sala de redacción empezó a mermar, actualmente solo trabajan cuatro “porque los jóvenes se van del país debido a la crisis económica”.

Tres etapas, un mismo afecto

El periodista y autor, Javier Conde, tuvo la oportunidad de trabajar en El Nacional en tres etapas diferentes de su vida que recuerda con mucho cariño al hablar del periódico al que considera su escuela y su casa.

“Me inicié en ese periódico en el año 76 cuando era estudiante de Comunicación Social. Fui becario, luego pasante y después periodista. Me fui al Diario de Caracas y después volví en el 97 con la revista Primicia donde fui Jefe de Redacción. Luego me volví a ir y regresé en el 2007 como Jefe de cierre”.

Para él sus inicios en El Nacional, a los 20 años, fue “algo increíble” porque allí escribían las grandes figuras del periodismo de la era democrática venezolana.

“El Nacional fue una referencia en América Latina en un momento en el que el continente estaba plagado de dictaduras y Venezuela era una excepción, El Nacional era el gran diario, importante por su apertura, por lo que significaba para la cultura, la intelectualidad y el pensamiento de avanzada”.

Conde calificó como doloroso el cese de la versión impresa que ha tenido tanto prestigio y trayectoria por años. Reconoció que el diario resistió demasiado a los embates del Gobierno que cada vez dificulta más, no solo el ejercicio del periodismo, sino de cualquier actividad normal que implique producción en el país.

“Lo que sucedió con El Nacional significa mucho para los periodistas que nos formamos allí y que trabajamos allí (…) Queda esperar que todo esto termine, renazca de sus cenizas y se reconstruya el país”.

Fotos: Isayen Herrera/ @RCTVenlinea / @LuzMelyReyes