Actualidad Es Noticia

Entre 50% y 60% del salario mínimo se destina a la lonchera escolar

¡Comparte!
  • Padres se las ingenian para que sus hijos pueden alimentarse, mientras que la hiperinflación los deja con menos opciones para comer

Por María Fernanda Zambrano / Foto: Alfredo Coronas

El darle educación a un niño en los actuales momentos en Venezuela para muchos padres se hace cuesta arriba ya que no solo es el tema de la matrícula, los útiles y el uniforme sino también el contenido de la lonchera escolar.

Un desayuno de arepa con mortadela junto a un jugo de guayaba casero y una galleta dulce tiene un valor de BS. S 28. Mientras un sandwinch de queso más  un jugo comercial BS. S 73, y un jugo pequeño con una empanada BS.S 30.

El concejal por el municipio Libertador, Jesús Armas  expuso que el regreso a clases para muchos padres representó una “tragedia”  debido a que un sueldo mínimo no alcanza para resolver tres comida por lo que indicó que “la lonchera escolar está en proceso de extinción”.

Armas reveló que desde su despacho hicieron un estudio la  primera semana de clases  y determinaron que para poder surtir los desayunos de un niño para 20 días de clases y llenar su lonchera habría que invertir entre 50 y 60% del salario mínimo.

 “Esto es claramente una violación a los derechos humanos, la verdad es que un niño no come una sola vez al día, quizás se puede decir que el desayuno es una de las comidas menos fuertes. Un sueldo mínimo no alcanza para poder alimentar un niño 3 veces al día”, expuso.

El concejal Jesús Armas reiteró que la hiperinflación destruye la posibilidad que los niños estudien, partiendo del ausentismo y deserción escolar, acompañado de la diáspora.

Opciones desde la casa

Margarita Castillo contó que su niña actualmente cursa primer grado y se lleva todo desde casa especialmente los jugos que dejó de adquirirlos pasteurizados. Para la bebida optó por los colados de frutas porque se ahorra entre 30 y 40% y le duran aproximadamente tres semanas. La tradicional arepa o empanada también se las lleva desde casa porque considera que es menos costo y más práctico.

Elisa Capozzi es mamá de dos niñas de 3 y 13 años de edad, respectivamente, sostuvo que comprar alimentos en la cantina de la institución educativa para complementar las loncheras se le hace imposible. “En el colegio un tequeño cuesta BS.S 90 y una bebida cualquiera entre BS. S 60 y 70 multiplicado por dos semanalmente es imposible”.

lonchera

Esta mamá contó que tiene dones culinarios por lo que opta por realizar la masa especial para hacer tequeños en casa “porque prefabricados son más costosos”, al igual que las panquecas, arepas y galletas.

Un desayuno para un niño se ha transformado en unos BS. S 200 multiplicados por 5  son BS. S 1.000 y yo con dos niñas mi esposo y yo no podemos”.

Explicó que sus hijas tienen actividades extracurriculares por lo que coloca más meriendas en los bolsos. “La lonchera cada vez se hace más cuesta arriba. A veces hay niños que no tienen o no pueden llevar merienda y mi hija, por lo menos la mayor comparte de lo que ella tiene porque inclusive a ese nivel se ha llegado”.

En el colegio además del alza en la matrícula la comida no se quedó atrás.

“En estos días compramos 2 tequeños, 1 jugo natural y un ponqué y gastamos 30 millones es decir BS. S 300. Aquí cada tequeño cuesta 4 millones un jugo natural 13 millones y un ponqué 8 millones de los de antes”, reveló.

El caso de Beatriz Palmar también maneja la opción de que su niña que cursa primer grado se lleve todo desde casa: “Ella no maneja aún dinero para la cantina y con estos soberanos ¡Menos!”.

El colegio de su hija solicita que los estudiantes lleven su desayuno y su merienda, de la lonchera de la pequeña se eliminaron los jugos pasteurizados y la merienda son frutas comunes que puedan conseguirse con facilidad.

“Incluso en la casa hay cosas exclusivas para ella como el jamón y las salchichas para hacerle el desayuno, en la casa más nadie come eso sino ella. Se le prepara el jugo natural con frutas o los colados y eso me dura entre 3 y 5 días”.

Esta mamá reveló que de los alimentos que su pequeña lleva, eliminaron frutas como manzanas “que aunque a ella le encanta ya no lo podemos costear, una sola la puedes conseguir hasta en BS. S 200”. Las golosinas como el chocolate “solo quedaron para premiarla cuando tiene buena calificación, alguna tarea y eso pero ya no es parte de la lonchera”

“Una lonchera diaria como la que lleva mi hija  al colegio como arepa con un huevo más queso, más un juguito son BS. S 500 o 50 millones de los de antes. Lo duro es la merienda por lo costoso de la chuchería”.

Recomendaciones en tiempos de crisis

La doctora María Corina León, médico nutrólogo de la Universidad Central de Venezuela, explicó que una lonchera en edad escolar debe tener un intercambio de frutas y carbohidratos. Podría contar con las frutas de temporada que son las más económicas como: patilla, melón, lechoza, el cambur, la mandarina y las fresas sin picar que están todo el año. Entre los carbohidratos funcionan las galletas simples como la de soda o las más dulces sencillas.

Otra opción que da la especialista es realizar galletas en casa que son más saludables y salen un poco más económicas debido a que, según recomendó, se le puede colocar menos  papelón, azúcar, miel y  pasas.

lonchera

Aunque a muchos niños no les apetece consumir vegetales la nutróloga recomienda acostumbrar a los pequeños a degustar este tipo de alimentos como los palitos de zanahorias o los tomates cherrys “pudiese ser una opción para comer algo distinto, saludable  y variar la rutina”.

Expuso que las golosinas no es la primera opción que se debería tener en los alimentos.

“El cuerpo es la comida que uno le da, cuando un niño se va sin desayunar, ese niño es más propenso a que le cueste entender más las lecciones que el que va ya desayunado”

La experta ratifica así que la falta de alimentos interfiere en la concentración al momento de estudiar.