Incendio en el mayor campamento de refugiados de Europa deja en la calle a 11.500 solicitantes de asilo

Entérate
¡Comparte!

Redacción La Tribuna de Todos


ACNUR insta a los países de la Unión Europea ayudar en la reubicación de niños y niñas no acompañados, además de otras personas vulnerables. Miles de personas duermen a la intemperie tras el siniestro 

Los incendios registrados en el mayor campamento de refugiados en Europa conocido como el centro gubernamental de asilo de Moria, ubicado en la isla de Lesbos, en Grecia, han dejado sin techo a miles de hombres, mujeres y niños en condiciones de vulnerabilidad.

De acuerdo con la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, alrededor de 11.500 solicitantes de asilo, entre ellos 2.200 mujeres y 4.000 niños, se quedaron sin un refugio adecuado y durmiendo al aire libre durante las últimas noches en las calles, el campo y las playas. Entre ellos se encuentran personas vulnerables, niños muy pequeños, mujeres embarazadas, personas mayores y personas con discapacidad, informó Noticias ONU.

Piden protección para afectados

El primer incendio, que estalló la noche del martes 8 de septiembre, causó grandes daños en los hogares de miles de solicitantes de asilo y en zonas comunes. Las llamas siguieron afectando al lugar, dos días después, hasta llegar a los campos adyacentes al centro y destruir los espacios de acogida que aún quedaban disponibles.

ACNUR informó que se encuentran ofreciendo apoyo a las autoridades griegas para ayudar a proteger a los solicitantes de asilo que resultaron perjudicados por los incendios. Esto, a través de recursos y la asistencia de emergencia para garantizar que las personas no tengan que dormir a la intemperie.

“La agencia está conmocionada y entristecida por los sucesos que han tenido lugar en la isla de Lesbos esta semana (…) Los incidentes de Moria demuestran la necesidad desde hace mucho tiempo de tomar medidas para mejorar las condiciones de vida, aliviar el hacinamiento, mejorar la seguridad, las infraestructuras y el acceso a servicios en los cinco centros de recepción de las islas griegas”, dijo un portavoz de ACNUR durante una rueda de prensa en Ginebra.

A esta situación se suma el impacto de la pandemia del coronavirus. Las personas que dieron positivo al COVID-19 deben recibir lo antes posible una atención específica y contar con soluciones de aislamiento y tratamiento, y apoyo médico, dijo.

El organismo también pidió a los países europeos y a las instituciones de la Unión Europea apoyar en la reubicación ágil y rápida de niños y niñas no acompañados, además de otras personas vulnerables. Asimismo, instó a encontrar soluciones a largo plazo para los refugiados y solicitantes de asilo que se encuentran en Moria y en otros lugares de las islas griegas. 


Con información de Noticias ONU y ACNUR

Foto: unsplash.com