El Poder

“Lingoticos” de Maduro, el reconocimiento de la de destrucción del bolívar

¡Comparte!

El presidente de la República, Nicolás Maduro, ha anunciado al país un nuevo “Plan Nacional de Ahorro” en oro, a través del cual los venezolanos podrán adquirir  “lingoticos” de 1,5 gramos y 2,5 gramos de este metal precioso para preservar la perdida del poder adquisitivo del bolívar soberano, moneda nacional de reciente entrada en circulación.

Con más dudas que aclaratorias en el ambiente, en sendas trasmisiones televisadas, el Jefe de Estado dijo que tanto trabajadores como pensionados, tendrán la posibilidad de adquirir certificados emitidos por el Banco Central de Venezuela (BCV) soportados en lingotes de oro nacional.

“Ha llegado la hora del plan de ahorro en oro, vamos a ahorrar en oro”, precisó en otro intento desesperado por buscar recuperar la confianza en la moneda del país caribeño y frenar la hiperinflación. 

Lea también – Paquetazo a cuenta gotas: Cronología de las medidas de Maduro

“No se puede ahorrar en bolívares”

Este estimulo para ahorrar en oro propiciado por Maduro no es más que el reconocimiento que no se puede ahorrar en bolívares, por ser una moneda que está totalmente destruida y que no hay más opción que ir a la moneda originaria que es el oro. Así lo sentenció el diputado a la Asamblea Nacional, Ángel Alvarado. 

“Los venezolanos no pueden ahorrar en bolívares, por ser una moneda que hoy completamente destruida, y tampoco en Petro porque es una moneda que no existe”, insistió el legislador y miembro de la Comisión de Finanzas del Poder Legislativo.

“Un plan económico que está bien mal diseñado”

Por su parte, el economista Luis Oliveros, quien no ve esta medida como una reedición de los pretrorinocos que en su momento vendió Hugo Chávez, sostiene que no es más que darle consistencia a la primera locura en medio del plan económico y que no va a tener éxito. 

“No hay reconocimiento de la destrucción del bolívar, es un engranaje más dentro de un plan económico que está bien mal diseñado”, resaltó el analista.

No combate la hiperinflación

El mismo experto sostiene que el problema de fondo sigue siendo la hiperinflación actual de Venezuela. A su juicio, la venta de un instrumento atado a un oro que no es transferible al portador, sino que estará en la bóveda del Banco Central, en custodia del Banco Central, y por el que a la hora de canjearlo solo se podrán obtener bolívares, no tiene mucho sentido.

“Aquí no se necesita que esté atado al oro, sino que esté atado al dólar, que tu recibas divisas, eso es lo que lo hace atractivo. No que tu recibas bolívares y que la rentabilidad de eso va a ser una supuesta estabilidad monetaria donde no va a haber inflación en Venezuela, más la variación positiva que va a tener el precio del oro. Para mi eso no tiene sentido”, enfatizó.

Reconociendo que es legal que el gobierno venda participación sobre un activo subyacente, Oliveros recalcó que ante la hiperinflación que hoy agobia a Venezuela los venezolanos necesitan liquidez mensual, y la liquidez que supone la compra-venta de este oro se podrá ver cada tres meses.

El diputado Álvarado, en consonancia con lo planteado por Oliveros, adelanta que el Gobierno podría estar haciendo  “un poco de política monetaria”, es decir, retirar un poco de bolívar en circulación para controlar la inflación. Cuestiona al respecto que busquen por un lado le sacas bolívares con un pitillo -absorviendo liquidez- y por otro lado le metes la manguera de un cisterna que anula cualquier efecto que pueda estarse buscando. 

Más dudas

Hay un tema relevante para Alvarado, y es el tipo de cambio al que se va a vender ese oro. Si se mantiene a seiscientos bolívares soberanos (Bs.S. 600), siendo esa taza inferior al dolar en el mercado negro, evidentemente es un gran incentivo para comprar esos lingotes de oro porque eventualmente podría repetirse un esquema tipo Cadivi, sistema en el cual se venden sistemas financieros regalados a personas allegadas al gobierno, mientras el resto se queda por fuera.

Indicó que es supondría fomentar más corrupción cuando el Estado está en una situación tan complicada que no tiene mucho sentido que lo vendan en bolívares cuando podrían venderlo en dólares para cerrar la brecha fiscal.

Los llamados “lingoticos” por Maduro, podrán ser adquiridos, a partir del próximo 11 de septiembre, en moneda nacional, es decir, en Bolívar Soberano, presuntamente anclado a la cirptomoneda Petro.

Fotos: @PresidencialVE, @AsambleaVE, @luisoliveros13.