Actualidad

Protestas por falta de medicamentos y tratamientos se agudizan en Venezuela

¡Comparte!

Las protestas por falta de medicinas y tratamientos médicos se agudizan nuevamente en Venezuela. Personas con enfermedades crónicas deciden tomar las calles, al tiempo que se anuncian muertes a causa de medicamentos escasos o de tratamientos paralizados.

Alarmas de organizaciones pro defensa a la vida y los derechos humanos permanecen encendidas.  La coalición de organizaciones por el derecho a la salud, Codevida, asegura que durante 2017 se contabilizaron numerosas muertes por falta de medicinas, y solicita que para evitar el mismo escenario este año se active la cooperación internacional en materia  de salud y nutrición.

Niños exigen quimioterapia 

A las puertas del Hospital de Niños J.M de Los Ríos, centro que por muchos años fue referencia de salud para la población infantil, protestan a menudo menores de edad junto a sus madres por falta de quimioterapia, diálisis o medicamentos esenciales.

Pacientes renales sin diálisis

En una semana 32 de los 129 centros de hemodiálisis que hay en el país, cerraron sus puertas por falta de inventario para garantizar la terapia. Los pacientes de los estados Guárico, Lara, Portuguesa, Barinas, Zulia, Táchira, Mérida, Aragua, Anzoátegui, Apure, Miranda y Distrito Capital se quedaron sin el tratamiento que reemplaza la función de sus riñones y que les garantiza la vida.

La paralización de estos centros pone en riesgo de fallecer a cerca de 16.000 pacientes con insuficiencia renal, así lo denuncia el director de Codevida, Francisco Valencia.

La denuncia de José Sarmiento en la que pide al presidente Nicolás Maduro ayuda para que su situación de salud no empeore por falta del tratamiento de diálisis, ha recorrido las redes sociales.


0800 Salud ya ¿fraude?  

En el año 2016 fue puesto en marcha la línea telefónica 0800-Saludya, dependiente del Ministerio del Poder Popular para la Salud, a través de la cual se le orientaría e indicaría a los venezolanos a dónde dirigirse para tener acceso a los medicamentos.

Sin embargo, las llamadas a esta línea nunca son exitosas: repica, suena ocupado o indica que intenten su llamada más tarde.

“En el 2016 me registré a través del 0800-saludya para recibir orientación sobre dónde conseguir un grupo de medicamentos para mi hija que padece una enfermedad mental, me pidieron los datos de identificación de mi hija, dirección teléfono y correo electrónico y quedaron en comunicarse, ya han pasado casi dos años y sigo esperando. Frecuentemente vuelvo a llamar y la mayoría de las veces el mensaje que recibo es este número está ocupado, intente su llamada más tarde y en otras ocasiones repica y no es atendida la llamada”, denuncia Esteban Martínez.

 SEFAR sin medicamentos

Rostros de cansancio y decepción se visualizan a diario frente al Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas (Sefar), ubicado en Las Adjuntas, Caracas. Las esperanzas de quien va en búsqueda de un medicamento se desvanecen cuando en la puerta principal se consiguen a efectivos de la Guardia Nacional y de la Milicia Bolivarina, como emisarios de este mensaje: “Aquí no hay medicamentos hasta nuevo aviso, estamos intervenidos

ONG que salvan vidas

Ante la grave crisis de medicamentos muchos venezolanos acuden a diferentes organizaciones con fin social, que se han dado a la tarea de recolectar medicamentos dentro y fuera de Venezuela para repartirlos entre quienes padecen enfermedades crónicas. Estas ONGs han asumido la responsabilidad de proveer de medicamentos esenciales y de alto costo.

FOTO CORTESÍA CODEVIDA