Actualidad Historias de Vida

Venezolanos en Trinidad: perseguidos, encarcelados y desprotegidos

¡Comparte!

 

Por Vanessa García

La desesperación por salir del país lleva a algunos venezolanos a huir hacia otras naciones, sin tomar en cuenta las consecuencias que les traerá ingresar ilegalmente a un territorio. Aunque la mayoría de los países vecinos han brindado ayuda a la diáspora, otros como la isla de Trinidad y Tobago se han vuelto un infierno para muchos de estos ciudadanos.

Luego de una visita a la isla, el diputado de la Asamblea Nacional, Carlos Valero, informó que hay 55 mil venezolanos en situación de migrantes, de los cuales, aproximadamente, 9 mil solicitaron protección ante la Agencia de las Naciones Unidas para los Regufiados (ACNUR). No obstante, este trámite no los protege.

“Esos 9 mil, una vez que ACNUR les da la protección, se quedan en un limbo legal porque el gobierno de Trinidad y Tobago no les reconoce ningún tipo de derecho. Solo van, firman un papel cada 45 días en Migración para constatar que siguen en el país, pero no hay ningún tipo de derecho al trabajo, la educación o a la salud”, explicó.

Esto ocurre a pesar de que Trinidad y Tobago se unió en 2004 a la Convención sobre el Estatuto de Refugiados de 1951 (refrendado por 147 países), porque hasta el momento no hay legislación interna sobre el tema.

Salir de Venezuela y terminar detenido o ilegal

Semanalmente, al menos 200 venezolanos llegan en peñeros a Trinidad y Tobago, según informó el diputado Carlos Valero quien durante su visita a la isla tuvo la oportunidad de entrevistar a algunas personas que se encuentran ilegales en el territorio y otras detenidas en el “Immigration Detention Centre” (IDC).

“Yo salí de Maturín un día miércoles. Salí de Tucupita para Trinidad el día sábado a las 9:00 am. Fueron 9 horas en bote, veníamos 25 personas incluyendo las que los manejan. Llegamos hasta los palafitos, allí duramos unas 4 horas. Salimos para acá para Trinidad. Ese día a las 12:05 am llegamos. 45 minutos desde los palafitos hasta  la playa de Trinidad. Llegué de madrugada. Allí nos rescataron unas personas, duré tres horas en la playa escondida, tirándome en el monte”, relató al parlamentario una joven, bajo identidad protegida, que entró ilegalmente a la isla y actualmente está en trámites migratorios.

La venezolana indicó que salió del país por la situación actual y porque aunque es licenciada en Administración, egresada de la Universidad de Oriente (UDO), con cursos, postgrado y una equivalencia en Contaduría Pública, en su propia tierra no tenía empleo ni calidad de vida. Ella actualmente intenta obtener el estatus legal en Trinidad y Tobago. Otros no tienen la misma suerte.

“Tenemos en IDC y en las penitenciarías 130 venezolanos según el corte que hicimos el día viernes. De esos 130 en IDC hay aproximadamente 105 venezolanos. IDC es el penal de problemas migratorios. De esos 105 que tienen un proceso abierto, puede ser multa o juicio, aproximadamente la mitad tiene solicitud de asilo ante ACNUR; es decir no deberían estar presos y si salen de allí no deberían ni siquiera ser deportados. Hay un número importante, unos 50, que no tienen solicitud de protección ante ACNUR y que desearían regresarse a Venezuela porque no quieren pasar Navidad detenidos, no reciben atención consular, no hay abogados, no hablan el idioma, esto es un drama”, denunció el diputado Carlos Valero.

Niños sin reconocimiento

Durante la visita a Trinidad y Tobago, el diputado Carlos Valero registró 400 niños que no reciben ninguna protección.

“400 niños que están en albergues de la Iglesias Católica donde no reciben educación formal porque el Gobierno no los reconoce (…) Están agrupados de 4 a 8 años de edad, de 9 en adelante, en un salón y reciben educación básica en temas de inglés, cívica, religioso, pero no una educación formal, no consta en ningún lado, con lo cual ellos están perdiendo su periodo de escolaridad útil. Tres de los niños están separados de sus padres, quienes están presos por delitos migratorios”, informó.

Indefensos

El Gobierno de Venezuela ha asegurado que la salida de buena parte de su población hacia otros países es producto del engaño. Incluso asevera que algunos lo hacen por “moda”. Aunque actualmente tiene en ejecución el Plan Vuelta a la Patria, del que aseguran 10 mil venezolanos han regresado, hasta el momento no han ofrecido atención consular a quienes están detenidos en Trinidad y Tobago.

“El Gobierno de la isla, en complicidad con Nicolás Maduro, tienen en teoría un acuerdo relacionado con el gas que esta Asamblea Nacional no conoce, que el país no ha debatido, y ese acuerdo del gas impide al Primer Ministro de Trinidad y Tobago atender el problema migratorio porque el Gobierno venezolano le dice que no hay crisis. En consecuencia, la atención que se está dando es una atención básicamente punitiva, de persecución y el problema sigue aumentando… Hay un grupo importante que se quiere regresar, el Gobierno habla del Plan Vuelve a la Patria. Ahí tiene un ejemplo concreto, de aproximadamente 50 venezolanos que se quieren regresar”, expresó Valero.

El parlamentario exhortó a la Asamblea Nacional a hacerle seguimiento al caso y brindarle a los venezolanos la atención que no reciben del Estado. Recomendó a la plenaria insistir con el alto comisionado de la Organización de Naciones Unidas para los Refugiados, Eduardo Stein, para que atienda este problema.

Fotos: Wikimedia / @CarlosValero08